Carácter: Los Sag-Giga son un pueblo nervioso y activo, muy independiente y social, con unas grandes raíces religiosas que impregnan toda su cultura. “Los dioses vinieron de las estrellas para crearnos y darnos vida.” Son un pueblo relativamente violento. Su bajo nivel de avance tecnológico y cultural hace que todo lo que no conocen sea obra de dioses o magos.

Procedencia: Ki

Tecnología

Valor tecnológico 3. Uso del bronce para herramientas y armas, abrazando tecnologías externas para distintas ramas.

  • Biología: Su conocimiento de las criaturas terrestres es extenso y detallado. Sus conocimientos les han llevado a ser capaces de usar distintas criaturas como herramientas para poder realizar ciertos trabajos con mayor facilidad, estas criaturas se ven principalmente en la agricultura, aunque también han conseguido crear ciertos vínculos con algunas especies que simplemente comparten su vida como animales de compañía. Existen especialistas que realizan incluso operaciones quirúrgicas sobre las distintas especies de animales, aunque estos especialistas son extremadamente escasos y altamente influenciados por el conocimiento de sus dioses. Se rumorea que algunos de estos especialistas han conseguido crear criaturas nuevas usando el cruce entre especies, incluso se habla de un chamán capaz de crear criaturas mezclando quirúrgicamente varias especies distintas.
  • Defensa: El armamento poseído por esta civilización se basa principalmente en armas cuerpo a cuerpo fabricadas con bronce y mucho trabajo. Existen también algunas armas a distancia básicas, tales como arcos o lanzas cortas. Las defensas de las ciudades suelen estar principalmente basadas en levantar grandes muros de barro y arcilla en rededor de las mismas y llenar de soldados dichos muros. Los ejércitos suelen ser numerosos, armados principalmente con espadas y lanzas de bronce, y armaduras de cuero y bronce. Esta civilización dispone de carruajes básicos tirados por bestias que usan principalmente como transporte, habiendo sido su inutilidad para el combate claramente demostrada. Se comenta que las ciudades más importantes del planeta tienen sistemas de defensa traídas por los dioses que protegen dichas ciudades de cualquier invasión por estar consideradas sagradas.
  • Medicina: La medicina chamánica de los Sag-Giga se basa principalmente en expulsar los espíritus y demonios que provocan las enfermedades del interior del cuerpo afectado. Para lograr estos “exorcismos” suelen usar sustancias vegetales, animales y minerales. Laxantes y diuréticos son la mayoría de los remedios de los Sag-Giga. Determinadas cirugías también son puestas en práctica. Los Sag-Giga manufacturan salitre, conseguido a partir de la orina, la cal, de cenizas o de la sal. Combinaban esos materiales con leche, piel de cobra, caparazón de tortuga, casia, mirto, timo, sauces, higo, pera, abeto y o dátil. A partir de ahí, mezclan esos agentes con vino, usando el resultado obtenido de dos formas: o pasando el producto como si fuera una crema, o luego se mezclan junto con la cerveza, consumiendo el remedio por vía oral. Estas prácticas son siempre acompañadas por un cordero o cabra, a disposición del demonio expulsado, o en su defecto por una estatua, una vez expulsado el demonio el nuevo receptor del demonio (la oveja, cabra o estatua) son cubiertos de betún para evitar que el demonio encuentre la salida. La mortalidad por enfermedad es alta en clases de baja economía.
  • Infraestructuras: Prácticamente todas las edificaciones están construidas con argamasa, barro y arcilla. Existen también muchas estructuras construidas con madera y rocas. Como añadido a la infraestructura normal de esta civilización poseen diferentes edificaciones que están muy por delante, tecnológicamente hablando, de lo que se presupone a dicha civilización. Estas edificaciones son sagradas para los Sag-Giga y se atribuyen a los mismísimos dioses, los cuales colaboraron y dirigieron su construcción. Su uso es en exclusivo para ciertos gobernantes o, como ocurre en su mayoría, para prácticas religiosas.
  • Astronomía: Esta civilización posee un amplio y exacto conocimiento de su sistema solar, claramente definido y situado en sus escritos, aunque dicho conocimiento no está al alcance de todos. Este conocimiento se atribuye a las enseñanzas impartidas por los dioses, los cuales vinieron de los cielos para compartir su sabiduría. Los Sag-Giga viven en tierra firme, y aún están muy lejos de alcanzar el conocimiento necesario para viajar por la galaxia, aunque se cuentan leyendas de algunos Sag-Giga que partieron acompañando a los dioses cuando estos se fueron a su hogar.
  • Ciencias: Los Sag-Giga son una civilización joven, con un desarrollo tecnológico no equiparado a sus avances en distintas ciencias. Destacan principalmente en su control de las matemáticas siendo capaces de realizar operaciones algebraicas sin necesidad de memorizar tablas complejas. Usando como unidad de medida los codos (52,3 cm) los escribas son capaces de calcular la producción de las cosechas, el caudal de los ríos, incluyendo censos de población y la contabilidad de las importaciones y exportaciones.

Historia

La historia de los Sag-Giga es relativamente corta y poco conocida por ellos, pues la historia que les es conocida es aquella que sus dioses les relataron. No se conocen fechas de los eventos, pero si el orden en el que ocurrieron, pues la escritura que poseen solo está compuesta por números y símbolos.

Sus dioses, los Annuna, visitaron su planeta, Ki. En una muestra de piedad y amor. Observaron que aún vivían como bestias afines a los primates con los que coexistían, pero con una claramente marcada diferencia social que los hacia mucho más avanzados en sus relaciones y habilidades.

Tras mucho recapacitar los Annuna decidieron intervenir en su sociedad, acogiéndoles como si de sus hijos se tratasen y ayudándoles a desarrollarse más allá de lo que ellos mismos ni siquiera habían podido aún imaginar.

La convivencia con los Annuna duró varios milenios, tiempo en el cual los Sag-Giga ayudaron activamente a la creación de las grandes ciudades que hoy disfrutan, aunque no todo fue tan bonito como se cuenta. Durante este tiempo hubo también guerras y disputas, algunas de las cuales en los que los mismísimos dioses se vieron implicados.

Los Sag-Giga ayudaban con vehemencia a sus dioses en la recuperación de los recursos planetarios. Pero la rivalidad entre dos de los dioses, hermanos de madre, causo la última gran guerra llamada “La guerra de los Al-ig-wap”. El motivo fue la gestión de aquellos recursos.

La guerra duró varias décadas y en el afán de ayudar a sus dioses, los Sag-Giga se llevaron la peor parte, reduciendo su población hasta cifras alarmantes de supervivencia.

El resultado final de la guerra fue la partida de los Annuna lejos de Ki y la firme promesa de los dioses de no volver a interferir en el desarrollo de sus hijos.

Han pasado más de quince generaciones desde que los dioses abandonaron Ki, y aún los Sag-Giga mantienen su mismo orden jerárquico, tratando al emperador como hijo  y descendiente directo de los mismos Annuna.

Expansión: Esta raza de escasa historia no ha salido de su planeta por sus propios medios, su expansión se delimita únicamente a los terrenos terrestres de su planeta natal. Se sabe que muchos Sag-Giga han viajado fuera de su planeta acompañando a sus “dioses”, los Anunna. Por ello, a pesar de que esta raza no ha llegado a expandirse fuera de su planeta natal si es posible encontrar algunos Sag-Giga recorriendo la galaxia.

Religión: La religión forma el eje central desde donde se organiza toda la civilización Sag-Giga. Sus dioses son muchos y numerosos y habitaron con los Sag-Giga durante varios miles de años, ayudándoles directamente a formar su civilización tal y como hoy es. Al igual que sus construcciones principales toda la civilización Sag-Giga está organizada de modo piramidal, donde al mismísimo faraón está considerado descendiente directo de los dioses, y por lo cual, nexo directo de comunicación con los deseos de los mismos.

Sociedad: Pocos son los privilegiados en la sociedad de los Sag-Giga, donde los esclavos representan casi un 60% de la población de las ciudades. El faraón tiene poder y orden absoluto, y su mandato es tomado como si fueran órdenes directas de los mismísimos dioses, mientras que la mayoría de la población pasa penurias para sobrevivir pagando los impuestos establecidos y no acabar como esclavos.

Gobierno: El faraón tiene todo el control sobre las leyes, ordenanzas y mandatos directos. Todos son súbditos bajo las órdenes del faraón, al cual se le considera un ser divino e inmortal descendiente directo de los dioses. Bajo su mandato hay una serie de consejeros, de la total confianza del faraón (hasta que él decida lo contrario) los cuales se dedican a aconsejar al faraón, siempre procurando que sus palabras sean del agrado del mismo. La inmensa mayoría de la población pertenece al estatus social de plebeyos, solo siendo superados en número por los esclavos. El actual faraón se llama En-me-nuna.

Población: La población total de los Sag-Giga asciende a los 794 millones de individuos, de los cuales tan solo 12.360 habitan fuera de Ki (sin contar los habitantes de Innuna). Los Sag-Giga están repartidos por su planeta en cuatro zonas principalmente, creando cuatro civilizaciones con la misma base pero distintos desarrollos sociales. A parte de estos cuatro grandes núcleos sociales existen infinidad de pequeños asentamientos aislados de decenas de individuos que sobreviven contra el entorno habiéndose quedado algo estancados en su desarrollo.

Economía: La economía de esta sociedad se basa principalmente en el trueque. El oro es un artículo tremendamente valorado por esta civilización, ya que se le atribuyen habilidades místicas por las cuales acercarse a la divinidad de los Annuna, aunque este metal se mueve casi exclusivamente por los grandes salones de palacios y por las manos de la sangre más cercana a los emperadores.